Una convocatoria muy concurrida

Septiembre nunca fue un plato de buen gusto. Aparecía al final del verano, con el cuerpo todavía aletargado y siempre demasiado pronto para aquellos que tenían que asistir a esa convocatoria. Era tan tedioso que los iluminados del plan Bolonia decidieron que era mejor inventarse julio, aunque la realidad seguía siendo que las segundas oportunidades eran tan románticas como lastimosas. Nunca encontraban su sitio, siempre se quedaban cojas y faltaba aquella ilusión que marcaba la diferencia con las primeras veces.

Sin embargo, en el ciclismo hace tiempo que septiembre es un examen muy concurrido. Sobre todo, para aquellos alumnos aventajados en las tres semanas, esas que cierran su concurso en la temporada a partir del próximo sábado. La Vuelta vuelve a presumir de cartel, con una participación que siempre vemos escasa en marzo y con la que acabamos soñando en el mes de septiembre.

El alumno más aplicado

Froome - le Tour
Chris Froome celebra su cuarto Tour – ©ASO

Chris Froome llega a España con el único objetivo de subir nota. Su año no ha sido el mejor – sin victorias hasta julio – pero lo ha rematado con un triunfo en la prueba más importante de todas: el Tour de Francia. El británico suma cuatro maillots amarillos y buscará su primer gran triunfo en España, algo que lleva persiguiendo muchos años.

La Vuelta es una carrera que le gusta y que ha dignificado desde su primera gran aparición en el año 2011. Suma ya tres segundos puestos y se supone que ha afinado la preparación para llegar más descansado en la búsqueda del maillot rojo. Froome viene con mucha ilusión y con un equipo de lujo, ya que el Sky formará con el mejor nueve que haya presentado nunca en las carreteras españolas.

Team Sky.jpeg
El Sky vuelve a presentar un equipo temible en la línea de salida – ©Team Sky

Pongan en la línea de salida a Diego Rosa, Wout Poels, Mikel Nieve, David López o Gianni Moscon. Otra vez el dream team, otra vez un equipo preparado para dominar las carreteras españolas con mano de hierro las próximas tres semanas. La maquinaria ya está engrasada y el examen de septiembre aparece como un test cargado de ilusión para Chris Froome. En tres semanas sabremos si su sobresaliente de la temporada se convierte en una matrícula de honor, logrando un doblete inédito desde que la Vuelta se disputa en septiembre.

Las recuperaciones más lógicas

Bibali.jpg
Vicenzo Nibali durante el pasado Giro de Italia – ©El Confidencial

Analizando la lista de participantes de la Vuelta Ciclista a España no es difícil darse cuenta de que la mayoría de favoritos llegan desde el Tour, en una concatenación de esfuerzos que quizás les pasen factura en la tercera semana. Sin embargo, uno de los capos llega con una preparación totalmente diferente: Vicenzo Nibali.

El tiburón de Messina es un maravilloso animal competitivo. Carrera en la que participa, carrera en la que está – por lo menos – en la pomada para ganar. No estuvo a su mejor nivel en el Giro – y eso que acabó en el pódium – así que querrá resarcirse en una Vuelta en la que llega con la mejor preparación posible. El italiano ha tenido tiempo para descansar después de la carrera rosa y el recorrido explosivo de la Vuelta se puede adaptar bastante bien a sus características. Además, la contrarreloj tampoco debería atragantársele tanto como al resto de sus rivales escaladores.

Equipo Nibali
Este será el equipo que acompañará a Nibali durante la Vuelta – ©Bahrein Merida

Nibali ya sabe lo que es ganar en España – lo hizo en 2010 – y también se ha subido en otra ocasión al segundo escalón del pódium. Su último recuerdo en la carrera hispana fue esa expulsión por agarrarse a un coche, así que seguro que el italiano quiere sacarse ese mal sabor de boca en las próximas semanas.

Buscando cambiar la inercia

ScoreScan
Fabio Aru junto con Romain Bardet volverán a intentar incomodar a Chris Froome en La Vuelta – ©ASO

Dos de los grandes rivales de Froome durante el Tour también estarán en la línea de salida de la Vuelta. Son Romain Bardet y Fabio Aru. Los dos tienen un recorrido más favorable que en la Grande Boucle (más explosivo y menos duro) pero también tienen un “pero” enorme con la minutada que se pueden dejar en la larga contrarreloj de la última semana.

Ya sabemos que Froome es capaz de recuperar bien y firmar grandes actuaciones en la Vuelta tras el Tour, pero en el caso de los dos jóvenes rivales eso es algo que todavía tienen que demostrar este año. Más de lo mismo ocurre con Warren Barguil, el mejor escalador del Tour y que viene a la Vuelta con la intención de liderar al Sunweb y buscar una buena general en la carrera en la que se dio a conocer.

Un párrafo aparte merece Alberto Contador, que disputará su última carrera como profesional en los próximos días. Seguro que el corredor de Pinto nos deja alguna pincelada de su calidad, pero veremos si puede estar cerca de su objetivo de pelear por la victoria. Sus últimos precedentes – el Tour de este año o la Vuelta del pasado – no son demasiado alentadores para ello.

Movistar
El IX de Movistar para la Vuelta, cargado de juventud y también de expectativas – ©

La lista de salida nos deja otras incógnitas como el nivel que mostrará Esteban Chaves (siempre ha rendido bien en España pero su temporada es horrorosa), los Yates (que vienen de hacer una grande por barba), los jóvenes del Movistar (Marc Soler o Rubén Fernández que liderarán a un equipo que ya espera a Mikel Landa) o David de la Cruz, como uno de los líderes de un equipo cargado de corredores con clase como el Etixx.

La falta de clase media

Contador
Alberto Contador disputará su última carrera en esta Vuelta – ©ASO

La convocatoria de la Vuelta tiene muchas virtudes, pero también algunos defectos que ya salieron a la luz el año pasado. El primero es que la falta de finales favorables – ya habrá tiempo para analizar el recorrido – hace que ningún sprinter de calidad se vea seducido por las carreteras españolas. El problema es endémico ya que existe un bonito calendario alternativo para preparar el Mundial lejos de España.

Otra de las críticas que se le puede hacer a la participación es la falta de clase media. Esa que dignifica las escapadas, los días de transición y en general el nivel de una gran vuelta que se está viendo maquillado en los últimos años por la gran nómina de favoritos. En eso, en los capos del pelotón, quizás la vuelta pueda competir con cualquiera. De hecho, en ese sentido, quizás tenga la mejor participación de este año en las tres grandes.

Sea como sea la Vuelta promete espectáculo, finales nerviosos y pocas diferencias. Ya sabemos como funciona su modelo y ya podemos predecir lo que disfrutaremos durante las próximas tres semanas. Tres semanas donde los favoritos dignificarán una carrera que para los aficionados al ciclismo ya está tardando en comenzar.

Un comentario sobre “Una convocatoria muy concurrida

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s