Un Tour a cuatro bandas

La primera semana del Tour ha sido algo así como un trailer de una película de acción americana. Con mucho efectismo, situaciones impredecibles y sobre todo con muchas víctimas. Se han ido a casa Valverde, Cavendish, Sagan, Démare, Porte, Majka, Thomas, Ion Izagirre o Robert Gesink. Otros, se han quedado casi sin opciones de triunfar en esta película como Contador y Quintana. Y en esas, como en cualquier film previsible, parece que va a ganar el de siempre. Y el de siempre si hablamos del Tour de Francia es Chris Froome.

Sin embargo, tendremos que esperar dos semanas más donde el británico tendrá que resistir ataques de dos corredores tan jóvenes como valientes (Aru y Bardet) y de Rigoberto Urán, la sorpresa agradable de la primera semana en la Grande Boucle. En menos de un minuto se sitúan todos los favoritos que velan armas y se lamen las heridas tras una etapa tan loca como reina en el Tour de Francia.

Froome y su armada casi invencible

Yahoo Sports
Chris Froome durante el Tour – ©Yahoo Sports

“No es el mejor Sky y no es el mejor Froome”. Esa es la frase más repetida durante toda la primera semana del Tour de Francia. Sin embargo, el británico ha sido el capo de la carrera, ha aprovechado la contrarreloj para ganar tiempo y ha buscado alianzas que le han hecho dejarse solo unos segundos con Aru en La Planche de Belles Filles. Se le ha visto menos imponente que otros años, pero quizás le llegue este nivel para imponerse en una carrera que tanto él como su equipo conocen al dedillo.

Sin Thomas – recuperándose en el hospital de su grave caída – y con Landa y Nieve todavía sin engrasar el 100% ha sido Kwiatkowski el mejor gregario con diferencia para Froome en la primera semana. El polaco ha hecho barbaridades como controlar una fuga de 50 corredores o dejar el pelotón afinado en una subida de nivel. Sky sabe que necesita algo más del resto de sus corredores en montaña, un rendimiento que quizás llegue por parte de Nieve, Landa y Henao en Pirineos y Alpes.

Froome llega a la primera jornada de descanso con pocas diferencias y sobre todo sin dar ese golpe de autoridad al que nos tiene acostumbrados en la primera gran etapa de montaña del Tour. Aru fue más efectivo en la Planche de Belles Filles y el domingo, en la etapa reina, se tuvo que conformar – que no fue poco – con salir a todos los ataques de sus rivales. Además, también demostró su jerarquía haciendo trabajar a Astana para reducir a Bardet en uno de los momentos clave de la carrera.

Su balance debe ser positivo, a pesar de no dar las muestras de superioridad de otros años. Le quedan tres rivales, muchos menos de los previstos. Y además tres rivales con los que se puede permitir perder algo de tiempo ya que los remataría en la última contrarreloj con facilidad.

Fabio Aru y su vuelta al estrellato

ScoreScan.jpg
Aru celebra su victoria en la Planche de Belles Filles – ©ScoreScan

Su campeonato nacional fue para enmarcar. Demostró un estado de forma envidiable y daba la sensación de que llegaba con un punto más que el resto al Tour de Francia. Además, Astana le hizo un maillot tan bonito que da gusto verlo por las carreteras francesas a pesar de su extraño estilo de pedalear en la bicicleta

El italiano nos ha dejado el mejor ataque de este Tour de Francia en la Planche de Belles Filles, allí donde ganó y donde demostró que sí se puede desarbolar en montaña al todopoderoso Sky de Froome. Ayer estuvo activo – con el feo ataque en la avería de Froome – pero pasó penurias en la parte final del Chat. Allí pudo salvar el día gracias a la ayuda de Fuglsang.

Aru promete ataques, valentía y ambición a raudales. Además hace dos años demostró – en Giro y Vuelta – que suele llegar bien a la tercera semana. Su problema es que debe sacar mucho tiempo para llegar tranquilo a la última contrarreloj. Su baza – y la de su equipo – debe ser jugar con Fuglsang que está quinto en la general a menos de dos minutos de Froome. Otra cosa es que el danés corra, como habitualmente, un poco por libre.

Los soldados de Romain Bardet

Bardet

A Romain Bardet ya le conocemos todos. Consiguió un pódium el año pasado por pura ambición – y piernas claro – y esa misma le valió para generar intranquilidad en Chris Froome en la etapa reina del Tour. Lo que no conocíamos es la progresión del AG2R a nivel de formar un equipo ganador y con tantas variantes tácticas como demostraron este fin de semana.

En montaña la escuadra francesa se sabe fuerte y puede generarle muchísimos problemas al equipo Sky. Lo negativo es que Bardet se debería dejar también mucho tiempo en la última contrarreloj con Chris Froome. Por eso tanto él como Aru no deben dejar de atacar para asegurar el pódium y buscar algo más.

Uran
Rigoberto Urán, el ganador de la etapa reina hasta hoy del Tour – ©Le Tour

Pase lo que pase en lo que queda de Tour Rigoberto Urán ya puede estar satisfecho con su rendimiento. Después de un tiempo de ostracismo el colombiano se ha vuelto a ver con los mejores y además se ha llevado la etapa reina para un equipo tan necesitado de victorias como el Cannondale. Si sumamos a eso la épica de ganarla con el cambio roto, suponemos que su jornada de descanso ha sido de las más alegres de todo el pelotón.

Aunque parezca más veterano de lo que es porque lleva toda la vida, veremos si es capaz de mantener esta fiabilidad durante las tres semanas de esta grande. Esa regularidad – que si ha tenido en el Giro – le ha faltado siempre en el Tour, pero si la consigue tendrá muchísimas opciones de pódium. Todo porque el bueno de Urán es bastante mejor en la crono que Fabio Aru y Romain Bardet.

Otras guerras

Contador
Alberto Contador es uno de los grandes perjudicados de la etapa reina del Tour – ©El Confidencial

El día de descanso sirve para lamer heridas y también para hacer declaraciones de intenciones. Los titulares de hoy se los han llevado los dos grandes derrotados en el día de ayer. Por un lado Nairo Quintana (alejado de un pódium de París que nunca ha abandonado) y por otro Alberto Contador (el líder del Trek que se dejó una buena minutada en el último puerto del día).

El colombiano, parco en palabras como siempre, ha apelado a tener un “día brillante” que haga cambiar por completo la general. El de Pinto ha apelado más a las sensaciones y ha afirmado que va a “correr a su manera sin descartar nada”. El análisis lógico – y también cruel – nos dice que están llamados a ser actores secundarios en este Tour.

Mañana se acaba el descanso y vuelve la actividad al Tour con dos días para que Marcel Kittel siga sumando victorias y puntos para el verde, hasta que el jueves con los Pirineos la película de acción del Tour vuelva a coger velocidad de crucero para no detenerse hasta llenar de amarillo los Campos Elíseos de París.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s